Material de vidrio y puntas de pipetas

La extracción eficiente del aire es un requisito importante para la esterilización de cargas huecas tales como material de vidrio y puntas de pipetas, con los cuales no resulta efectivo el método estándar de extracción de aire por desplazamiento de gravedad. La extracción del aire después de la esterilización también ayuda a un secado rápido de la cristalería de laboratorio.

Extracción de aire eficiente

Una bomba de vacío opcional puede ser utilizada para la remoción fraccionada de aire, eliminando los bolsillos de aire de todos los tipos de carga y maximizando la penetración eficaz de vapor en toda la carga.

Secado activo con post-vacío

Para autoclaves de mesa, se puede utilizar una bomba de vacío opcional para un secado post-vacío, al final del ciclo de esterilización, asegurando un mejor secado de cargas porosas e instrumentos huecos tales como puntas de pipeta. El autoclave de mesa está equipado con una placa calefactora adosada debajo de la cámara, que calienta la cámara durante la fase de secado. La baja presión en la cámara del autoclave, causada por el vacío, reduce la temperatura de ebullición forzando a que la humedad se evaporare rápidamente. Después el vapor es retirado de la cámara, resultando una carga seca.


Para usos que requieren un alto rendimiento

Los autoclaves de laboratorio de alto rendimiento de Tuttnauer están equipados con las siguientes características opcionales: un generador de vapor incorporado, una bomba de vacío y un tubo espiralado alrededor de la cámara. Estos autoclaves proporcionan un calentamiento eficiente y un secado completo.

Calentamiento rápiod y eficiente

Vapor inmediato y extracción de aire eficiente
Durante la fase de calentamiento, el aire es extraído de la cámara en forma eficiente por una potente bomba de vacío. El vapor, que está disponible de inmediato del generador de vapor incorporado, se inyecta luego en el autoclave para un calentamiento rápido de la cámara.
 
 

Secado completo

Chamber Heating and Post Vacuum
El secado de alta eficiencia se logra por medio del calentamiento uniforme de la pared de la cámara del autoclave vertical o de mesa. Esto se logra calentando la cámara con vapor, el que pasa a través de un tubo espiralado alrededor de la cámara. La etapa de post vacío reduce el punto de ebullición, lo que acelera el secado. Esto da como resultado un secado más rápido y completo, y garantiza que se sequen inclusive las cargas más difíciles, tales como textiles, cargas porosas, instrumentos huecos y puntas de pipetas.