Promoviendo la integridad

El Grupo Tuttnauer y sus subsidiarias están comprometidos a promover la integridad, la honestidad y el profesionalismo, y mantener los más altos estándares de conducta ética en todas nuestras actividades.

Sin soborno ni corrupción

Nuestro éxito comercial depende de nuestra reputación de integridad y equidad. Por lo tanto, es esencial que se observen los más altos estándares de conducta e integridad profesional en todos los contactos realizados por los directores, funcionarios, gerentes y empleados de Tuttnauer con los clientes, acreedores, accionistas, proveedores, funcionarios gubernamentales, compañeros empleados y el público en general.

Con este propósito, Tuttnauer ha formulado y adoptado una política anti soborno y corrupción que aborda estos problemas y se aplica a todos los empleados y representantes de Tuttnauer. Tenemos subsidiarias y representantes en todo el mundo, y por lo tanto Tuttnauer está sujeta a distintas leyes contra la corrupción. Esto incluye la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de los Estados Unidos (FCPA, por sus siglas en inglés), los reglamentos de la OCDE y otros. Bajo estas leyes, le está prohibido a Tuttnauer o a cualquiera de nuestros representantes (incluidos terceros) participar en actos de soborno con cualquier funcionario o representante de gobierno, con el objetivo de obtener ventajas comerciales.

Capacitación anual

"Tuttnauer ha establecido una política destinada a minimizar las posibilidades de este tipo de conducta indebida y a examinar de antemano los compromisos y las transacciones más propensas a las transgresiones. Tenemos un programa de capacitación anual que incluye a todos los empleados que tienen contacto directo con clientes y proveedores. Además, hemos designado un funcionario de cumplimiento que supervisa los procesos de Due diligence con terceros y tiene la autoridad para actuar ante transacciones cuestionables.